Sistemas domóticos: inversión y consumo racional

24 de enero de 2008 | 1:58 am

La domótica de consumo plantea los hogares del presente como espacios donde cualquier elemento se puede automatizar mediante sistemas adecuados. Electrodomésticos, climatización, iluminación y sistemas de detección de alarmas se pueden coordinar para aumentar seguridad, confort y ahorro.

Los edificios de nueva construcción hace tiempo que incluyen preinstalaciones de sistemas domóticos para diferenciar su oferta de la de la competencia y cada vez con más asiduidad estos sistemas se instalan en segundas residencias.

Entre los beneficios que proporciona su instalación están el aumento de la seguridad mediante la incorporación de alarmas técnicas para la detección de humos, fugas de gas y de agua. El sistema cierra el suministro y avisa al instante sobre cualquier incidencia evitando así situaciones peligrosas. Además avisa de los cortes de luz y de si ésta se restablece o no, con el beneficio de poder acudir a la vivienda en el caso, por ejemplo, de que los alimentos del frigorífico se vayan a estropear.

Sistemas domóticos

En cuanto a las posibles intrusiones en su hogar el sistema, mediante detectores de movimiento, le avisa de un posible robo y con la simulación de presencia (se encienden luces de manera selectiva) disuade a aquellos que creen que la vivienda está ocupada.

La comodidad es otro de los beneficios más significativos de estos sistemas. Múltiples opciones para mejorar la calidad de vida que van desde los controles a distancia con receptores por infrarrojos de cualquiera de los dispositivos eléctricos de su vivienda (luces del jardín, persianas, toldos, riego, …..) hasta la creación de múltiples ambientes adaptados a cada ocasión. Una pantalla táctil facilita que con una sola pulsación se consigan personalizar los escenarios a la medida de cualquier miembro de la familia.

La telegestión permite controlar el hogar a través del teléfono o móvil a cualquier hora del día y allí donde usted se encuentre. Las aplicaciones son innumerables: desde abrir la casa a un familiar que se ha olvidado las llaves a través de una simple llamada telefónica hasta poner en marcha la lavadora dos horas antes de volver a casa para que la ropa esté lista para secar cuando lleguemos.

Un sistema domótico es una inversión. En general, con un sistema domótico promovemos el consumo racional de todos los elementos de nuestro hogar.

Fuente: Domótica Simon

Colección AUDREY de Massmi Iluminación

22 de enero de 2008 | 1:27 pm

Massmi Iluminación presenta la colección AUDREY pensada para un uso doméstico.

La colección está formada por un conjunto de aparatos de iluminación decorativos, realizados en cuerpo de metal cromo mate y pantallas de tela encintada que permiten una buena integración en diferentes ambientes del hogar.
Destacamos un gran pié de salón articulado, regulable y extensible y un espectacular sobremesa ideal para una mesa de estudio.
 
 
Pié de salón articulado
 
Sobremesa de estudio
 
 
También ofrecen colgantes, sobremesas de mesita y lámparas de comedor extensibles para regular su altura. Tienen dos decoraciones para la pantalla: una más clásica en blanco y negro y una más cálida y sugerente en negro y rojo.
 
 
Lámpara extensible
 
 
Su fabricación nacional permite que sus precios no sean prohibitivos.
 
 
Fuente: Massmi Iluminación

Luz natural para la buhardilla

20 de enero de 2008 | 11:37 am

La decisión de comprar nueva vivienda, una vez que hemos definido el segmento de calidades y precios entre los que vamos a hacer nuestra selección, depende de otra serie de valores más intuitivos y emocionales que tienen que ver con el uso que vamos a dar a los diferentes espacios.

Hay personas para las que una cocina con una isla central y una zona de comedor en ella pueden significar el valor máximo de confort que desean encontrar. Otros quizá primen el acondicionamiento del baño y su accesibilidad, una terraza que se oriente al oeste para disfrutar de bellos atardeceres en el invierno o disponer de un vestidor armariado para almacenar la colección de zapatos, corbatas, bolsos y complementos.

Una casa con buhardilla es un valor seguro en el mercado de la vivienda. Imaginamos los múltiples usos que tendría y la soñamos convertida en el más íntimo de los dormitorios; en el despacho-estudio-refugio del fin de semana; en el cuarto donde los niños puedan disfrutar a sus anchas y a la vez estar más controlados; en el trastero “vintage” de nuestro pasado; en nuestro gimnasio privado. Es importante no hacer de la buhardilla el dormitorio-despacho-cuarto de los niños-trastero-gimnasio de la casa.
 
 
Dormitorio en la buhardilla
 
 
También es importante considerar su acondicionamiento imprescindible para cualquier uso que finalmente decidamos que tenga.

La buhardilla es la estancia que está más en contacto con el espacio exterior y por esta razón está sometida a grandes variaciones de temperatura en las diferentes épocas del año y entre el día y la noche. Es necesario un aparato acondicionador que permita compensar estas variaciones para que sea confortable.
 
 
Buhardilla infantil
 
 
También estudiarémos y diseñarémos la iluminación, especialmente la luz natural que entra por las ventanas, que generalmente están situadas en el techo abuhardillado convertido en pared principal del espacio y es clave a la hora de la distribución de los ambientes.

Además de que los ventanales, cerramientos y cristales, son decisivos para mejorar el aislamiento acústico y térmico de la buhardilla, la presencia de cortinas y estores de oscurecimiento, toldillos o persianas exteriores, nos permitirán filtrar y colorear la luz solar, controlar su dirección e intensidad y crear el ambiente adecuado para cada instante del día y de las noches de luna o estrelladas.
 
 
Buhardilla salón
 
 
Fuente: Velux