Artículos para ‘Espacios’ Category

Luz natural para la buhardilla

Domingo, enero 20th, 2008

La decisión de comprar nueva vivienda, una vez que hemos definido el segmento de calidades y precios entre los que vamos a hacer nuestra selección, depende de otra serie de valores más intuitivos y emocionales que tienen que ver con el uso que vamos a dar a los diferentes espacios.

Hay personas para las que una cocina con una isla central y una zona de comedor en ella pueden significar el valor máximo de confort que desean encontrar. Otros quizá primen el acondicionamiento del baño y su accesibilidad, una terraza que se oriente al oeste para disfrutar de bellos atardeceres en el invierno o disponer de un vestidor armariado para almacenar la colección de zapatos, corbatas, bolsos y complementos.

Una casa con buhardilla es un valor seguro en el mercado de la vivienda. Imaginamos los múltiples usos que tendría y la soñamos convertida en el más íntimo de los dormitorios; en el despacho-estudio-refugio del fin de semana; en el cuarto donde los niños puedan disfrutar a sus anchas y a la vez estar más controlados; en el trastero “vintage” de nuestro pasado; en nuestro gimnasio privado. Es importante no hacer de la buhardilla el dormitorio-despacho-cuarto de los niños-trastero-gimnasio de la casa.
 
 
Dormitorio en la buhardilla
 
 
También es importante considerar su acondicionamiento imprescindible para cualquier uso que finalmente decidamos que tenga.

La buhardilla es la estancia que está más en contacto con el espacio exterior y por esta razón está sometida a grandes variaciones de temperatura en las diferentes épocas del año y entre el día y la noche. Es necesario un aparato acondicionador que permita compensar estas variaciones para que sea confortable.
 
 
Buhardilla infantil
 
 
También estudiarémos y diseñarémos la iluminación, especialmente la luz natural que entra por las ventanas, que generalmente están situadas en el techo abuhardillado convertido en pared principal del espacio y es clave a la hora de la distribución de los ambientes.

Además de que los ventanales, cerramientos y cristales, son decisivos para mejorar el aislamiento acústico y térmico de la buhardilla, la presencia de cortinas y estores de oscurecimiento, toldillos o persianas exteriores, nos permitirán filtrar y colorear la luz solar, controlar su dirección e intensidad y crear el ambiente adecuado para cada instante del día y de las noches de luna o estrelladas.
 
 
Buhardilla salón
 
 
Fuente: Velux